Noticias

Cuerpos de mujer y bikatelier en Avilés Asturias

A la hora de vestir, queremos sentirnos guapas, cómodas y seguras pero además de nuestros gustos personales, dependemos de las tendencias de cada temporada, por lo que encontrar ese tipo de prenda que nos favorece, no resulta fácil.

Lo más importante es conocernos bien, saber qué tipo de cuerpo tenemos y aceptarnos tal y como somos. De este modo, será mucho más fácil y entretenido encontrar las prendas que nos favorecen.

  1. SI ERES BAJITA

– Para las faldas, lo mejor es el corte midi (debajo de la rodilla) con talle a la cintura y zapatos de tacón (si terminan en punta, mucho mejor). Mostrar pierna es muy favorecedor y estiliza la figura. Esto no significa que no puedas utilizar faldas largas, pero procura ponerlas con tacón y a ras de suelo, para crear un efecto de pierna más larga.Las faldas acampanadas o tipo A sobre la rodilla son muy favorecedoras, porque marcan la cintura. Algunas llevan una hilera de botones en la parte frontal que alargan la figura.

– Las partes de arriba (ya sean jerseys, camisetas o chaquetas) no deben de sobrepasar la cadera, de lo contrario te quitarán centímetros (salvo que tus caderas sean muy prominentes, en cuyo caso el largo podría extenderse). Si te apetece llevar alguna prenda más larga, que sea con un cinturón marcando la cintura.

– Procura que los zapatos terminen en punta y evita la pulsera a la altura del tobillo (es aconsejable dejar esta zona despejada). Si te gustan mucho, procura que sean tiras más delgadas para no crear un efecto que acorte tu figura.

– Las botas que más te favorecen si eres bajita, son las de estilo cowboy, ya que su corte en V al final del calzado, genera la ilusión óptica de prolongar las piernas. Procura evitar las botas tobilleras o botines.

2. SI ERES ALTA

– Los pantalones pitillo son una buena opción, largos o por encima del tobillo, no te preocupes por eso, lo importante es presumir de piernas. Además puedes llevarlos con tacones o sin ellos, con tu altura te lo puedes permitir.

– Si quieres es estilizar tu silueta, ponte un vestido o falda larga. Si tu intención es acortarla, es mejor que optes por vestidos o faldas midi, ya sean ajustadas o de corte evasé.

– Apuesta por los cinturones, que dan forma a tu figura. Los que son más anchos o los de estilo fajín son perfectos, aunque puedes optar por otros más finos. Recuerda ponerlos a la altura de la cintura.

– Puedes llevar prendas estampadas, pero nunca el mismo estampado en todo el cuerpo, ya que te haría parecer más alta. Si optas por un top, blusa o jersey estampado, es mejor combinarlo con un pantalón o falda lisa y en un color discreto. Las blusas no deben sobrepasar las caderas para que la silueta no se alargue más de la cuenta. Si el estampado lo llevas en la parte de abajo, la prenda discreta será el top o la blusa.

– Los shorts son otra opción segura.

3. SI ERES GORDITA

– No cometas el error de vestir varias tallas de más (te aportarán más volumen) ni ropa demasiado ajustada.

– Todas sabemos que los tonos oscuros estilizan más y hacen parecer más delgada, pero también puedes usar colores o estampados si tienes en cuenta estos sencillos trucos:

* Los estampados tienen que aportar siempre verticalidad.

* Procura ponerte las prendas estampadas o los colores llamativos solamente en la parte de arriba o de abajo. Contrarresta la otra parte con colores discretos.

– Los jeans que más te van a favorecer son los de tiro medio-alto, corte recto y color uniforme, sin desgastes ni roturas. Para las bermudas, mejor un largo aproximado a la mitad del muslo. Puedes usarlas con una camisa larga o kimono si te sientes más segura.

– Los pantalones mejor de tiro medio y rectos u holgados, sin lazos ni cinturones que te marquen la zona abdominal. Procura que el largo sea el correcto para que no se arruguen en el bajo.

– Las faldas que mejor te van a sentar son las de cintura alta, acampanadas y justo por debajo de rodilla. Estas faldas tipo «A» disimulan tus caderas y muslos y aportan movimiento a tu cintura.

– Los zapatos de tacón (aunque sea un tacón medio) estilizan mucho y sobre todo los terminados en punta. Procura que sean del mismo color que el pantalón, para alargar tus piernas.

– Para las botas que utilices con faldas o vestidos, mejor si tienen una tonalidad nude lo más parecida a tu piel para generar un efecto visual que alargue tus piernas.

– Por último, muy importante la ropa interior. Debes usar ropa interior de tu talla, que se amolde bien a tu cuerpo y no te marque barriga ni cadera.

4. SI ERES DELGADA

– No cometas el error de vestir prendas demasiado grandes para dar volumen, ya que en ocasiones se obtiene el efecto contrario. Puedes vestir prendas oversize, pero que sean de tu talla.

– Los estampados y los colores vivos añaden volumen a tu silueta. Escoge una prenda u otra en función de la zona del cuerpo que pretendas resaltar y apuesta por los estampados que aporten horizontalidad.

– La parte de arriba debe de ser fluida. Puede llevar volantes, hombreras, bordados, encajes, lazos, estampados, mangas abullonadas o prendas oversize que aporten más cuerpo a tu look y disimulen tu delgadez. El cuello redondo o cuadrado es el que más te va a favorecer realzando tu pecho.

– Evita los pantalones ajustados que marquen aún más tu delgadez. Los pantalones sueltos de un material fluido y talle alto son tu mejor opción. No tengas miedo a enseñar tus piernas, los shorts y las minifaldas harán que tu figura se vea más estilizada. Las faldas que más te van a favorecer son aquellas que te aportan volumen, por ejemplo las plisadas o las de tipo A. Y siempre por encima de la rodilla.

– Los vestidos ajustados puedes llevarlos en casi todos los estilos, pero para darle más volumen a tus caderas, opta por los ceñidos a las cintura o con el corte debajo del pecho, que después caen en una falda holgada. Utiliza cinturones estrechos para marcar aún más la figura. Cuanto más delgados y finos sean mucho mejor.

– Puedes recurrir al truco de añadir capas a tu look. En invierno, un abrigo largo encima de una chaqueta o jersey. En entretiempo sustituye el abrigo por una gabardina larga. Y en verano un chaleco o un pañuelo largo al cuello.

– Los zapatos de tacón son siempre una elección acertada, pero si no quieres llevar tacones, las plataformas y cuñas también pueden ser tus aliadas, suman centímetros y son muy cómodas.

Share this post
Abrir chat